Los hombres no supieron

Comparte

G.G. Prokófiev.

Por aquellos años, todavía iba al instituto y eran años donde en mi discman convivían discos de Blind Guardian, S.A o Reincidentes con Víctor Jara, Silvio Rodríguez, Luis Pastor y Pedro Guerra entre otros. Punk, metal y cantautores, curiosa mezcla.

Precisamente por esos años, Isaac García tuvo la iniciativa de organizar una serie de conciertos en La Ergástula con poetas y músicos ligados a Astorga y sus comarcas; por cierto, esas veladas quedaron recogidas en un disco titulado “En el camino” y ojalá volviera a organizarse algo parecido en nuestra ciudad.

Acudí a cada uno de los recitales: Fran Fernández, Luis Guitarra, el propio Isaac y otros muchos, pero de todos ellos, el que más me llegó fue el de Moncho Otero. Su voz grave y modulada trasformaba poemas como Vengo de olvidarte de Belén Reyes u Ocaso de Rafael Morales en composiciones que se mimetizaban con las paredes de piedra del Museo Romano de Astorga, emocionando y creando un clima de tranquilidad y relax que revivo cada vez que acudo a verle con su inseparable Rafa Mora al ciclo Versos sobre el Pentagrama que realizan en el Libertad 8.

En una ocasión, le dije que era una especie de Paco Ibañez de los poetas del presente y que era de agradecer su encomiable trabajo de acercar la poesía a diversos públicos que en muchas ocasiones, pocos poemarios han leído.

De esa tarde en Astorga, en la que no sabía ni a quién iba a ver, sonaron poemas de Gloria fuertes, que me dejaron cautivado, a la par que contaba sus anécdotas con la madre de la poesía infantil española. De esto surge todo un proyecto poético y musical que muchos años después, más de veinte, ha sido editado en una edición de doble cd.

El primero consta de 40 poemas recitados por Gloria Fuertes junto al cantautor, el 3 de enero de 1998 en el café Soto Mesa de Madrid, una pequeña joya de coleccionista, y un segundo disco con 12 poemas musicalizados por Moncho Otero, donde se encuentra la canción que le acompaña en todos sus directos y que ya se ha convertida en clásica Los hombres no supieron o A un Cristo recién muerto (villancico al revés), poema que conocía de una antología de poetas de las postguerra española.

Además de contar con una delicada y cuidada mezcla y producción de sonido por parte de Antonio de Pinto y Antonio Toledo, encontramos colaboraciones de lujo como Cristina Narea (Letanía carta a la luna), Marta de la Aldea (En retaguardia), Lucía Caramés (Al lado estaba el mar), y Rafa Mora (A los que tragó la tierra antes de tiempo).

Este trabajo nos muestra una poesía diferente a la popularmente conocida de Gloria Fuertes, con mensajes comprometidos y apostando por la paz como en Hay hombres que se beben la luz, Deshacer lo injusto o Canción del negro, poniendo en cuestión cuál es el valor del poeta y la importancia que tiene ser portavoz de los que no tienen nada con mucha autocrítica y realismo.

Por todo esto recomiendo escuchar este disco y acercarse a la obra de Moncho, para descubrir poetas contemporáneos, como ha hecho con nuestra paisana Paz Martínez.

Moncho Otero Canta a Gloria Fuertes (2017) OECUS

Grabado y mezclado  “En mi rincón” por Antonio de Pinto entre 2016-2017 (Madrid). Producción artística, arreglos e instrumentación por Antonio Toledo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies